"El amor es el sendero, la esperanza y el impulso... la fe, mi voluntad".

Zhely Alceda... ♥

Sueño especial.


Un día un arco iris se acercó a mi lado, fue extraña la sensación que me hizo sentir estar tan cerca de ella, transparente con diminutos diamantes brillando y cambiando de color cada instante.

De pronto me sentí transportada a otro mundo, las alas me elevaron por los aires sobre esa pradera verde llena de florecitas, no había nadie a mi alrededor, sólo el cántico de los pájaros subiendo y bajando de nota en nota.

En la cercanía humo blanco como niebla se esparcía cubriendo cada cosa con un líquido de plata, sentí curiosidad y me acerqué, era la cola de una casca hermosa, el agua era tan pura que su color a plata se transformaba, era cálida tomarla entre mis brazos.

Me posé un momento debajo, permitiendo que cada corriente recorriera mi cuerpo ahora desnudo, sentía como mis sentidos se unían con el roce del líquido, mis manos poco a poco comenzaron a sentirse frías, de ese frío que quita las cargas, las impurezas y limpiando desde lo profundo, ese frío que da la señal de que tu cuerpo de nuevo está respirando y se encuentra vivo.

No se si pasó una hora, o tan sólo un minuto, me enamoré de esa sensación de libertad, ya no era presa de un cuerpo, no era presa del tiempo, no era presa de la razón, sólo eres tú, una misma con el sol, con el aire, con la tierra, con el agua.

Frente a mí, el sol comienza a desplegar una hermosa manta dorada, echa con millones de lucecitas entrelazadas, el perdón me ha sido otorgado sin explicación, me siento bella por dentro y fuera, mi fiel sentimiento de agradecimiento llena mis pulmones y provoca el palpitar de mi corazón.

Arrodillada frente a ti, con humildad te regalo la más sincera de mis sonrisas, al recibirme de nuevo en tu castillo, te acercas y con tus manos benditas levantas mi rostro, tu ojos son dos luceros que reflejan la eternidad de los espacios, no siento miedo, ahora estoy a tu lado.

Abro los ojos, se que nada de esto fue un sueño.